24

Feb

 

 

Cada vez más consumidores españoles utilizan sus dispositivos móviles para buscar o investigar productos antes de comprarlos. Gran parte de esos consumidores busca  información para, a posteriori, realizar la compra en un comercio o establecimiento “físico”.    

Pese a que las cifras de clientes que compran a través de su dispositivo móvil van en aumento en España (14 millones de personas utilizaron el año pasado su smartphone o tablet para realizar alguna compra por Internet) muchos productos y servicios siguen “fuera” de ese ámbito. El cliente “móvil” de España compra fundamentalmente artículos tecnológicos, entradas para espectáculos y billetes para viajes, y el volumen de negocio está aún muy lejos respecto a otros países como Reino Unido, Alemania o Francia.

Si mis productos o servicios no se compran directamente en el dispositivo… ¿debo olvidarme de esos potenciales clientes? Rotundamente, no.

No todo se compra aún en el móvil, lógicamente. Pero… el móvil es cada vez más el “punto de partida” que desencadena el proceso de decisión de compra.

 Y, ¿dónde se busca la información para tomar la decisión? Cada vez más los usuarios recurren a apps para consultar la información, para “investigar” acerca del producto o servicio que están pensando adquirir. Si bien los buscadores son el “método” por excelencia a la hora de realizar este proceso,y las redes sociales siguen siendo un gran lugar donde conocer impresiones, críticas y recomendaciones sobre productos/servicios, entidades como la Mobile Marketing Association (MMA) destacan que más de un 20% de los consumidores españoles busca la información a través de apps propias del negocio, tienda o empresa en cuestión. Y más de un 17% busca en apps de comparación de precios.

Captación de clientes, branding y fidelización son tres de las grandes tendencias corporativas en la actualidad. Contar una app propia refuerza esos tres conceptos, como veremos a continuación.

Hoy día muchos clientes aún no han dado el paso de realizar la compra a través de su dispositivo móvil. Sin embargo, el dato más evidente es que una importante masa de consumidores, de potenciales clientes, busca en su dispositivo como paso previo a la compra (independientemente que esta se acabe produciendo a través del móvil, a través de su ordenador, o en una tienda física)

¿Cómo alcanzar a esos clientes? A la hora de impactar a los clientes que buscan información a través de sus móviles podemos seguir varios caminos: por ejemplo ofrecer m.sites (es decir, páginas web específicamente diseñadas para smartphones), apostar por servicios basados en la geolocalización o facilitar el pago a través del propio dispositivo móvil.
 Sin embargo, tener una web adaptada a los dispositivos empieza a ser algo insuficiente, mientras que desarrollar complejas herramientas de geolocalización o de pago móvil no está al alcance de cualquier empresa.

Una app corporativa es la solución más asequible para cualquier empresa o negocio, sin importar su tamaño o sector de actividad.

* ¿Está tu competencia posicionándose y ganando terreno con su propia app? No puedes quedarte atrás.
*Por el contrario: ¿tus competidores aún no han dado ese paso? Ahora es el momento para destacar y diferenciarte.
*¿Tus productos o servicios no se compran aún a través de dispositivos móviles? Recuerda: tus potenciales clientes pueden buscar primero la información para acabar comprando en establecimientos físicos.

Contar con una app corporativa aporta grandes ventajas al negocio: disponer de un nuevo escaparate (una app es un canal de venta, pero también de promoción, de exposición de los servicios o productos de tu empresa), reforzar el branding (una aplicación propia ayuda a mejorar la percepción que el potencial cliente tiene del negocio),  fidelizar a los clientes que ya te conocen y, muy importante, la posibilidad de medir los resultados de la inversión realizada en la propia app. Inversión, por otra parte, muy inferior a otros canales “tradicionales” de promoción

Si tu negocio ofrece servicios o productos que “aún no se compran a través del móvil” , la cuestión está clara:  ¿Qué le estás aportando al potencial cliente que te busca en su smartphone? ¿Sólo la información que pueden encontrar a través de tu web corporativa?

Incorporar información, imágenes, vídeos, especificaciones técnicas de un producto… puede suponer en ocasiones rehacer por completo la web de una compañía. Esto es: costes elevados (en tiempo, en inversión monetaria, en tecnología). Contar con una app corporativa permite ofrecerle al potencial cliente –que está “indagando” antes de decidirse a comprar- toda la información necesaria  (de la manera más visual y atractiva) que necesita: cómo es ese producto o servicio, cuánto cuesta y, muy importante: dónde puede adquirirlo.  

La app corporativa debe aportar un valor añadido que empuje a ese potencial cliente a acudir a una tienda física. Y a que lo haga con la absoluta certeza de que lo que adquirirá es exactamente lo que tiene en mente: en su móvil se habrá producido la decisión de compra; acudir a comprar el producto o servicio será el paso natural.

 


C/ Marie Curie s/n | Parc Tecnologic - Barcelona Nord | 08042 Barcelona
Tel 933596150 | Fax 933596140 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.